A veces, cuando escribimos o hacemos cuentas podemos cometer el error de equivocarnos. Si utilizamos un bolígrafo o rotulador utilizamos correctores para tapar el error y volver a escribir encima, como si no hubiera pasado nada. Tienen un tono muy similar al papel para que no se noten. Podemos encontrar diferentes tipos y diferentes formatos de correctores, adaptándose a las diferentes necesidades de cada persona.
    22 artículos
    Visto recientemente